viernes, 19 de julio de 2013

¡OH DULCE FORTUNA MÍA!


Mis manos quedaron
con más deseos de acariciarte.
Mis ojos,
con más deseos de mirarte.
Mi cuerpo entero
quedó complacido,
pero deseoso
de más amarte.

Toda yo,
deseosa de amarte,
tenerte,
abrazarte,
cuidarte,
aquí y ahora.
Allá y más allá.

Deseo no perder ni un instante
el placer
de encontrarte y encontrarme
acurrucada
y mimada
como sólo tú, MI FORTUNA,
lo sabe hacer.

¡Sube hoy en sueños!
Sueños "dulce de luna"
con "clavo de olor" de nubes
y estrellas de "canela"
¿Recuerdas?
Estrellas fugaces
y más y más
y más y más de una...
Un millón en mi vida
que me acerquen,
MI FORTUNA.