jueves, 1 de agosto de 2013

         ¡¡ VOLÓ!!

 ¿Cómo fue...?
 No sé.
Pero...el acolchado
voló...voló...!
¡lo aseguro yo!

Y que el amor nos inundó,
lo aseguro yo.
Y seguro que también vos,
pues...tú dijiste:
¡qué linda guerra!.
Y yo contesté feliz
y atrevidamente :
"sí...y bien armada"
y una risa unísona
de ambos brotó,
con alegría y satisfacción
del placer inundado de amor,
compartido por los dos.

Amor de haber vivido
el juego más antigûo y bonito
que Dios nos dio.
Ese que cuando , en la piel
y el corazón corre miel,
amor, comprensión
sudor y lágrimas...¡se siente.!

Y así fue...
El acolchado voló,
lo "vio" y lo vivió".

¡Y nosotros , ni qué decirlo...!

Fue lo máximo que la vida nos regaló,
en ese instante de Todo Lo Que Es.
Nada de tierra en el estante.
¡¡Todo nos pareció brillante!!