martes, 6 de agosto de 2013

DIME...VUELVE.

Dime ...¿qué será
que le pasa a mi alma
que la siento tan herida?

Vuelve tu alma hacia la mía.
Gira hacia aquí.
Fíjate...tengo un lugar brillante
al costado de la herida.

A mi lado hay un rayo de sol.
Ven yo estoy aquí...

Entre los dos le  daremos
 la bienvenida a la felicidad.
Y ...sabes?
sanará , si te importa , mi herida.

Ati-2004.